• Portada
  • Compradores
  • Arrendatarios
  • Contáctanos
  • Noticias

PASO 2: ¿Cómo encontrar una propiedad a precio accesible?

Una vez que ha determinado su rango de precios, es el momento de empezar a buscar vivienda. Pero ¿dónde buscar? ¿Qué puede esperar encontrar? Muy probablemente, ninguna vivienda reúna todo lo que usted busca. Pero la vivienda que en definitiva compre debería satisfacer la mayor cantidad de expectativas posible. Un punto clave de todo el proceso es reducir su búsqueda y no perder tiempo viendo todas las viviendas.

¿Dónde debo empezar?

Empiece por elaborar una lista de las expectativas que tiene respecto a su nuevo hogar. Algunos puntos de la lista describirán el interior, las amenidades y el tamaño de la casa. La ubicación, estilo de vida y disponibilidad también deben formar parte de la lista. La distancia que debe desplazarse para ir a trabajar, la distancia hasta el transporte público y la calidad de las escuelas de la zona son todos temas que podrían incluirse en su lista.

Su lista de deseos y necesidades es un reflejo suyo, del futuro propietario. Tómese su tiempo para hacer la lista, revísela y actualícela durante todo el proceso de compra de su vivienda. Cuantos más puntos de la lista tenga su nuevo hogar, más feliz será usted cuando viva en él.

¿Qué opciones tengo?

Antes de encontrar la casa adecuada, necesitará decidir qué tipo de hogar quiere. Hay un gran número de viviendas para elegir, las más típicas son

  • Vivienda unifamiliar
  • Condominio
  • Vivienda multifamiliar
  • Una propiedad en venta a bajo precio que necesita reparación

Para analizar más en detalle los pros y los contras de cada tipo de vivienda, Vaya a >>

Cómo elegir una ubicación

Una vez que haya decidido qué tipo de vivienda quiere comprar, el próximo paso es elegir la ubicación. Hay varios temas a tener en cuenta:

  • ¿Qué distancia está dispuesto a trasladarse para ir a trabajar o a qué distancia hay un acceso a la autopista?
  • ¿Estará cerca de los centros comerciales, las iglesias, las guarderías infantiles y las instalaciones para recreación?
  • ¿Hay transporte público cerca que podría eliminar la necesidad de un segundo automóvil?
  • ¿Satisfacen las escuelas públicas las necesidades educativas de sus hijos o tendrá que inscribirlos en escuelas privadas?

A medida que responda estas preguntas, podrá reducir la cantidad de localidades donde buscar un hogar. Una vez más, priorice los atributos que le resulten más importantes, tanto en cuanto a la ubicación como a la vivienda en sí. ¿Estaría dispuesto a cambiar un patio más grande por un acceso a la autopista, transporte público por comercios y restaurantes, menor distancia de traslado al trabajo por mejores escuelas públicas? Con su lista de deseos y necesidades en la mano, estará mejor equipado para buscar e identificar las localidades que se adecuen mejor al estilo de vida al que aspira.

Consejos para la búsqueda de vivienda

Cuando empiece a visitar casas abiertas [para muestra] y otras propiedades a la venta, tenga en cuenta el factor agotamiento. No se trata sólo de estar físicamente cansado, es que, transcurrido cierto tiempo, todas las casas empiezan a parecer igual. Por lo tanto, recuerde lo siguiente:

  • Lleve una libreta de notas y un mapa consigo. Marque la ubicación de cada casa en el mapa y anote cualquier característica especial en la libreta de notas.
  • Si el propietario le ofrece una ficha descriptiva, guárdela, incluso si en ese momento la casa no le interesa. Más tarde, tal vez vuelva a pensar en esa vivienda y la considere más interesante que a primera vista.
  • Nunca vea más de tres viviendas por vez. Después de la tercera, ya no mira con detenimiento, sólo las recorre y no presta atención a los detalles que le ayudarían a encontrar la casa de sus sueños.
  • Si va a ver muchas casas, tómese largos descansos. Vea tres viviendas a la mañana, luego deténgase y almuerce. Vea tres más, deténgase y haga algo diferente. Vea tres más por la tarde. Nueve viviendas en un día es la capacidad máxima de prácticamente cualquier probable comprador. Incluso con nueve, las características de una vivienda empezarán a confundirse con las de las demás.
  • Lleve una cámara fotográfica y tome fotos de las casas que le gusten. Las imágenes del interior y del exterior refrescarán su memoria y le ayudarán a recordar los detalles de esa vivienda. Es frecuente que los agentes o los propietarios entreguen fotos fotocopiadas, asegúrese de llevarse copias siempre que estén disponibles.
  • Haga un dibujo sencillo de las plantas de las viviendas que considere son las finalistas en su elección.
  • Haga preguntas. A muchos compradores les preocupa que el agente los considere tontos si hacen preguntas. Pero recuerde, ¡no hay preguntas tontas!
  • Como comprador de vivienda por primera vez, querrá saber todo lo que pueda respecto a cada propiedad. A menudo, una pregunta sobre las cañerías, los sistemas de calefacción o refrigeración, los impuestos, la antigüedad de la vivienda o las reparaciones recientes llevarán a formular otras preguntas. Tal vez encuentre temas preocupantes en una vivienda específica que, inicialmente, parecía no tener problemas.
Recuerde, es mucho mejor conocer los problemas de una vivienda antes de comprarla que descubrirlos cuando ya se es propietario.

¿Cómo encuentro la casa adecuada?

Existe una cantidad de recursos que ayudan a encontrar la casa adecuada. Por ejemplo:

  • Periódicos locales
  • Recorrer la zona en automóvil y buscar carteles de "Se vende"
  • Hablar y trabajar con agentes de bienes raíces
  • Mirar los tableros de anuncios en la oficina, en los vecindarios o en los alrededores de donde está pensando comprar.
  • Hable con amigos, conocidos y compañeros de trabajo
  • Haga búsquedas en Internet. Busque en los siguientes sitios: www.homefind.com, www.boston.com/realestate, y www.realtor.com

Si decide buscar la vivienda usted mismo, reúna información sobre diversas localidades donde puede permitirse comprar. Averigüe qué ofrecen los vecindarios en cuanto a escuelas, transporte público, comercios, seguridad, recreación y accesibilidad a un puesto de trabajo.

Sería más fácil si se pone en contacto con un agente de bienes raíces. En una sola charla, un agente de bienes raíces puede darle información que tal vez a usted le lleve varias semanas reunir por su cuenta. Los agentes de bienes raíces pueden ser excelentes fuentes de información. Sin embargo, cuando llegue el momento de comprar una vivienda, recuerde que los agentes de bienes raíces trabajan para el vendedor, no para el comprador.

El agente puede seleccionar viviendas incluidas en un Listado múltiple de casas en venta (MLS, sigla en inglés) un sistema informático que lista todas las propiedades a la venta registradas por área de mercado. En pocos minutos, un agente de bienes raíces puede hacer una búsqueda en línea de propiedades para un probable comprador de vivienda.

Otro recurso para la compra de vivienda es un corredor de bienes raíces. A diferencia de un agente de bienes raíces típico, el corredor trabaja exclusivamente para el comprador. El comprador puede pagar directamente a su corredor o puede recibir una parte de la comisión que gana el agente del vendedor de la propiedad. En general, el pago se acuerda por anticipado, cuando se negocia con el corredor del comprador.